Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrar nuestros contenidos. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información en Política de Cookies.
cerrar

Asociacion Beroa Elkartea Asociacion Beroa Elkartea

ACOGIMIENTO FAMILIAR

¿QUÉ ES EL ACOGIMIENTO FAMILIAR?
El Acogimiento Familiar es una medida legal, que otorga a una familia la guarda de una persona menor de edad que ha sido separada de su familia de origen. Lo más importante es que la quieran; pero, además, el acogimiento conlleva la obligación de cuidarla, alimentarla y educarla por un tiempo, complementando a la familia de origen, mientras ésta no pueda atenderla. 

El Acogimiento Familiar no es una adopción, ni un paso hacia ella. Es una medida temporal, ya que el objetivo final es que la persona menor de edad pueda regresar a su hogar, cuando su familia de origen supere sus dificultades. Sin embargo, el acogimiento familiar se puede alargar hasta la mayoría de edad del niño, niña o joven. 

OBJETIVOS
El Programa de Familias de Acogida ofrece a las personas menores de edad, que han sido separados de sus familias de origen, la oportunidad de contar con el afecto y el apoyo de una familia. 

De este modo, pueden disfrutar de una vida plenamente integrada en la comunidad. Además, tienen la posibilidad de conocer un modelo familiar adecuado para cuando, en el futuro, decidan crear su propia familia. 

CARACTERISTICAS
Las dos características principales del acogimiento son: 

1.La temporalidad, ya que el objetivo final es la vuelta de la persona menor de edad a su hogar una vez superadas las dificultades de su familia. 
2.El contacto con la familia natural a través de las visitas. Siendo la Diputación Foral de Gipuzkoa la entidad encargada de la protección de menores, es ésta quien, de acuerdo con el Juzgado, regulará las visitas teniendo en cuenta el beneficio del niño o niña. 

¿QUIEN PUEDE SER ACOGIDO?
Aquellas personas menores de edad que se encuentran bajo la protección de la Diputación Foral de Gipuzkoa, por carecer de un ambiente familiar adecuado. - Desde bebés hasta adolescentes. 
- Grupos de hermanos y hermanas, a los que se intenta mantener unidos. 
- Con discapacidades físicas, psíquicas o sensoriales. 
- Pueden presentar dificultades de comportamiento, derivadas de las experiencias que han vivido. 

APOYO PROFESIONAL
La Diputación garantiza una ayuda profesional permanente, para la resolución de los conflictos que se presenten en los diferentes ámbitos de las vidas del niño o niña, incluidas las visitas con su familia. Cada familia cuenta con una persona técnica de referencia. 

Asimismo, la Diputación ofrece una serie de ayudas económicas para que las familias acogedoras no deban asumir por sí solas el coste total que implica el acogimiento. 

¿QUÉ FAMILIAS PUEDEN SER ACOGEDORAS?
Existen muchos tipos de niños y niñas, por ello, son necesarios muchos tipos de familias. No existe un perfil predefinido para las familias que pueden ser acogedoras, pero sí deben cumplir determinados requisitos: 

a) Toda la familia debe estar de acuerdo con la decisión. 
b) Deben tener claro que su deseo es acoger, no adoptar. 
c) Deben estar dispuestas a aceptar al niño, niña o joven con su historia, sus costumbres, su familia y su forma de ser. 
d) Deben tener la flexibilidad suficiente para adaptarse a los cambios que puedan producirse en la situación del menor. 
e) Deben prestarse a recibir información y asesoramiento profesional, durante todo el proceso y duración del acogimiento.

MIEMBRO DE COLABORADORES